Un mes de Acampe

Escribimos ahora mismo en otro día más de lluvia bajo un toldo, sobre palets, bajo árboles que gotean, con mantas en nuestras rodillas, con agua caliente y unos mates.
Nuestra comisión Infraestructuras ha dado el pego y ha creado a partir de maderas de la calle armarios de cocina, sillas, mesas.
Tenemos hasta una pequeña biblioteca.
Durante todo este mes de vida, nuestra relación con los policias ha atravesado momentos de rechazo, insistencia y convergencia.
Hablando de persona a persona, ellos mismos terminan dando argumentos a favor de otro sistema más horizontal e inclusivo. De obligarnos a desarmar las carpas cada mañana y ser pesadamente incisivos en no sobrepasar los 50 cm del perímetro de seguridad de la embajada hemos pasado a la convivencia respetuosa y pacífica.
Desde el primer día han cambiado algunos rostros. Ya no están muchos de los del primer día, pero se han substituido por otros nuevos. Es parte del movimiento 15M. Cada uno da lo que puede hasta donde puede. Y cada vez hay más argentinos. Después de la respresiones en París, también se unieron franceses. Después de las de Valencia, aparecieron valencianos. Ahora somos un grupo de
personas de todas las edades: desde Camilo con 5 añitos hasta Salvador con más de 70.
Con sinceridad, hemos tenido algunos problemas de monopolización de la conversación en el acampe debido al exceso de alcohol. Pero, después de debatir, no quisimos prohibir sino ayudar a la persona para fomentar el autocontrol, la utogestión, la responsabilidad.
Creamos la comisión de respeto en la que llegamos a la conclusión de que hay que respetarse para poder respetar. La clave es ser auténtico y autónomo, actuar sin miedo.
En la acampada cada día parece una eternidad. Una noche nos visitó un contraterrorista con tarjeta-sello financiado por Kodak. ¡Jajaja! Decía ser el encapuchado cuidador de terrorismo de todas las embajadas. Realismo mágico.
Y sí… mate a toda hora gracias a la Brigada Durruti de Expropiación. Electricidad, agua caliente y ¡hasta un calefactor!
Y sí… hay noches en las que hace tanto frío que nos cubrimos de mantas bajo el toldo verde. Para dormir siempre somos entre 5 personas y 20. Hace unos días también encendimos fuego en un tacho para calentarnos. El número de vegetarianos va in crescendo. Y somos concientes de la basura que generamos con nuestro punto verde de reciclaje.
Nunca ha faltado comida, pero nos hemos viciado a unas galletitas
nutritivas que pertenecen a una secta.
La noche ha creado unos vínculos que ya no se desatan. La acampada: lugar de música, lugar de músicxs. Nuestro autocreado himno ¡Basta ya! o la canción África compuesta por Matías y cantada a varias voces ya son parte del movimiento, ya son parte de nosotrxs.
Derroche. No ha faltado el toque con la realidad que áun vivimos, las estrecheces de mente, el sistema caduco. Como la fiesta de alta sociedad celebrada en la embajada el viernes pasado, con canapés, cajas de regalos, alta costura y música de boliche. Nos recuerdan quienes dicen representarnos.
Hace pocos días se ha instaurado la comisión Mujer y género y ya practicamos la danza del Jai! surgida espontáneamente. Ayer fuimos 35 en la despedida de Yolanda, que se nos vuelve a España, participando en un taller de preguntas abiertas sobre tema mujer, sexualidad, menstruación, género.
Una gala de circo mágica, una plantada de flores, trabajo en comisiones, una noticia de posible mudanza de lugar físico. Un mes da para mucho, nos dejamos muchas cosas por escribir en esta crónica pero nos damos cuenta que lo importante es construir, que nuestra base es la anarquía esforzándonos por ser auténticos y autónomos. Sin olvidarnos de la red global que nos une: enviamos
saludos al Sol algunas mañanas.


Un ciclo lunar ha pasado y ya es parte de nuestro tiempo. Pero eso no es nada. Porque somos concientes de que vamos despacio porque vamos lejos, vamos a parir un mundo nuevo. De momento, sólo se está gestando.

2 Comments

Filed under cronicas acampada

2 responses to “Un mes de Acampe

  1. Meli

    Chicos, apoyo todo tipo de movimiento que genere un cambio en el status quo, con mucho fervor sigo las novedades del movimiento 15-M Español, creo que están viviendo una realidad política inaudita que debe cambiar. Leí que ustedes pretenden adaptar el movimiento a la realidad Argentina, lo cual me parece bien, porque hay diferencias; en función de esto los invito a formar parte de la red de reclamos en twitter para que el monopolio Clarín se haga cargo de la causa judicial de apropiación de menores por parte de Ernestina Herrera de Noble: la consigna es “devuelvan a los nietos”. Entre todos podemos!. Saludos y fuerza!.

  2. Salud, fuerza y cambio hermanxs! Todas las luchas estamos unidas! Aguante! La única alternativa al neoliberalismo es la conciencia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s